sábado, 7 de marzo de 2009

Watchmen


Por fin se ha estrenado Watchmen, la película más esperada de los últimos años. Entré ayer en la sala de cine con una mezcla de ilusión y escepticismo: por un lado iba a ver por fin la adapción de, en mi opinión, uno de los mejores cómics que se han escrito nunca, pero por otro, la cantidad enorme de dinero que se ha volcado en producción y publicidad me hacían recelar de lo que podía ser un simple blockbuster basado en una obra maestra. Afortunadamente, mi recelo se disipó cuando vi la escena inicial, la espectacular muerte de El Comediante, con una relajante música de fondo. Los movimientos, los planos de la cámara, la sincronización con la música me hicieron plantearme que quizás estaba ante una gran película.

No me equivocaba: tras unos créditos donde se ven de fondo escenas de la historia de Estados Unidos y de sus superhéroes que reconocerán los amantes de la novela gráfica, todas muy coloridas e incluso caricaturescas mientras suena Bob Dylan de fondo, comienza un reflejo fiel del cómic pero con ciertos cambios. Porque Snyder no se limita a utilizar la obra como un storyboard ya hecho, sino que la adapta a las necesidades del séptimo arte, recortando ciertas escenas y alargando otras. Así, los saltos en el tiempo y en el espacio, que en ocasiones aparecen en viñetas alternas, en la película se hacen más dilatados, lo que le otorga un buen ritmo al argumento sin dejar de reflejar los detalles de las vidas pasadas de los protagonistas.

Quizás se haga más hincapié en la acción que en la novela gráfica, aunque está muy bien diseñada, valiéndose mucho de la cámara lenta. La caracterización de personajes y ambientes es prácticamente perfecta, y el lector encontrará numerosos detalles ocultos. Por otro lado, el final está ligeramente modificado, de manera impecable a mi parecer, adaptándose más a los tiempos que corren. Se hecha de menos el relato del naúfrago, aunque se trata de un elemento accesorio con difícil adaptación a la gran pantalla. En general, Snyder no ha querido arriesgarse demasiado incluyendo elementos nuevos aunque, ¿para qué cambiar lo bueno?

Pero, dejando de lado al lector del cómic, ¿qué ofrece Watchmen al público en general? Pues, en primer lugar, se encontrarán con una de las mejores películas de superhéroes que se han filmado. Buenos efectos especiales, cuidadísima ambientación, trama inquietante... pero esta película es algo más. Se trata de una crítica mordaz a la sociedad americana, al egoísmo occidental, a la naturaleza del ser humano. Las fronteras entre héroes y villanos se vuelven difusas, y en muchas ocasiones no sabes si decantarte por el sentido de la justicia de Rorschach, por el individualismo pesimista de El Comediante, por la absoluta indiferencia del Dr. Manhattan o por la complacencia pasiva del Búho Nocturno. Cada uno con una personalidad perfectamente definida e interpretados magníficamente.

Parece que el género de superhéroes queda relegado a los niños y jóvenes, pero nada más lejos de la realidad. De hecho, no es recomendable que niños menores de 15 años vean la película, por las situaciones violentas, el lenguaje adulto y ciertas escenas de sexo. Animo a todos los adultos que se sacudan esos prejuicios y vayan al cine. Se encontrarán con algo más que una película de acción, como he indicado en el párrafo anterior.

Hay que hacer mención especial a la banda sonora, perfectamente escogida y acorde a cada escena. Así, en las escenas del Dr. Manhattan y El Comediante en Vietnam se escuchan Janis Joplin (en una radio) y La Cabalgata de las Walkirias de Wagner (un guiño acertadísimo a la mítica Apocalypse Now), la escena de sexo en la nave del Búho Nocturno está acompañada del Hallelujah de Leonard Cohen, y ya cercanos al final puede oirse All Along The Watchtower de Jimi Hendrix, entre muchas otras canciones que seguro el espectador reconocerá.

En definitiva, una película sobresaliente donde se ponen de relevancia los meses y meses de trabajo y la ilusión volcada en este proyecto (así como el dinero suficiente para llevarlo a cabo). Quién sea un enamorado del cómic se sentirá satisfecho por ver a sus admirados personajes en acción, pero ante todo se trata de una buena película que no se limita sólo a contar una historia sino que tiene algo más. No os la perdáis.

Actualización: Tras reposar un poco mi idea de la película y releer esta crítica a los dos días de escribirla, creo que me sobrepasé utilizando el adjetivo de "sobresaliente", quizás arrastrado por la euforia inicial. Digamos que dentro de su género sí que es una película sobresaliente, pero no en el contexto del cine en general.

2 comentarios:

caminarentreelcenteno dijo...

Todo eso lo pensaste durante la peli? @_@

BobdieGJG dijo...

La mejor parte de la banda sonora, mejorando el "Aleluya" (nada mejor para describir esa escena,XDDDDDD) es la parte de 99 Luftballons,jejeje!!! Esta guapa, esta guapa, ahora me queda el resto...